fbpx

Croquetas de Queso Viejo y jamón

croquetas_queso_jamon

Croquetas de Queso Viejo y jamón

Ingredientes:


Para la masa de las croquetas:

  • 500 ml de leche entera
  • 150 g de Queso Viejo La Antigua
  • 80 g de harina
  • 80 g de mantequilla
  • 70 g de jamón serrano picado
  • 1 cebolla
  • pimienta
  • sal
  • aceite de oliva 

Para freír:

  • harina
  • pan rallado
  • 2 huevos
  • aceite de oliva (también puedes usar de girasol)

Modo de preparación:


  1. Prepara la bechamel de la croquetas
  2. Ralla el queso curado y resérvalo. Yo usé la parte más fina de mi rallador para dejarlo con una textura tipo polvo.
  3. Corta la cebolla en brunoise, es decir, en cubitos pequeños. Es importante hacerlos bien menuditos para que la textura de la masa de las croquetas quede fina y agradable.
  4. Vierte un chorro de aceite de oliva en una sartén y pocha la cebolla a fuego lento sin dejar que se queme. Echa un pelín de sal para ayudarle a que sude. La cebolla tiene que hacerse poco a poco hasta casi caramelizarse. A mí me tardó unos 25 minutos en llegar a este punto.
  5. A continuación echa la mantequilla y deja que se derrita. Seguidamente añade la harina y cocínala durante 3 o 4 minutos a fuego medio, hasta que empiece a tomar un poco de color.
  6. Baja el fuego al mínimo. Ahora añade la leche poco a poco y ve removiendo constantemente con unas varillas. Este es el truco para que nos quede una bechamel de textura fina. Si viertes la leche de golpe le costará mucho disolverse con la harina y se formarán grumos.
  7. Cuando tengas la bechamel lista, añade el queso rallado, el jamón serrano bien picadito y la pizca de pimienta. Mézclalo todo con la sartén a fuego bajo para que el queso se funda y se integre totalmente. Corrige de sal si fuera necesario.
  8. Vierte la bechamel en un recipiente y cúbrelo con papel film a piel, es decir, en contacto con la superficie del alimento. De esta manera no se hará costra. Deja la masa de las croquetas reposar en la nevera hasta que esté firme. Lo ideal es prepararla de un día para otro
  9. Para que las croquetas de queso no se revienten al freírlas es importante que la capa de empanado sea consistente y que la fritura sea rápida y con aceite muy caliente.  Estos son los pasos que debes seguir.
  10. Prepara tres platos con los ingredientes del empanado. Uno con harina, otro con 2 huevos batidos y otro con pan rallado.
  11. Saca la masa del frigorífico y ve cogiendo porciones con ayuda de una cuchara. Rebózalas en harina y dales forma redonda.
  12. Báñalas en el huevo y, después, pásalas por el pan rallado hasta que estén totalmente cubiertas. Repite 2 veces este paso. Es decir, cada croqueta de quedará con 1 capa de harina, 2 de huevo y 2 de pan rallado.
  13. Cuando tengas listas todas las croquetas, fríelas en abundante aceite caliente. Sumérgelas en el aceite durante unos segundos solamente, hasta que se queden doraditas por fuera. Si las tienes más tiempo de la cuenta se pueden romper y el interior, al ser tan cremoso, se saldrá. Yo prefiero usar aceite de oliva ya que a altas temperaturas se degrada menos que otros aceites vegetales
  14. Colócalas sobre un papel de cocina que absorba el aceite sobrante y ¡listas para comer!

Esta receta ha sido elaborada por Código Cocina. Si quieres conocer trucos y recetas deliciosas visita su blog aquí.



¿ERES TURÓFILO?
SUSCRÍBETE Y DESCÚBRELO
Únete a las más de mil personas que ya lo son y están encantados con serlo.
Si, quiero saberlo
No quiero saberlo, gracias
close-link
Con tu pedido en el mes de julio de regalo una chocolatinaIr a la Tienda
+ +

Si continua utilizando este sitio, está de acuerdo con el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar