fbpx

La quesera más joven de Cabrales

La quesera más joven de Cabrales

Elena Soberón Pidal montó su quesería con solo 21 años y ahora está empeñada en recuperar el queso de Arangas. Su apuesta por la agricultura sostenible ha recibido ya un premio.

El queso de Cabrales cuenta con la etiqueta de Denominación de Origen Protegida desde 1981, por aquel entonces Elena Soberón Pidal no había ni nacido. Sin embargo, hoy en día es la productora más joven de este tipo de queso.

La cabraliega montó su empresa hace seis años, cuando tenía 21. La joven no solo quería tener su quesería particular, sino que también se aventuró en la producción de leche poseyendo su propia ganadería. En la actualidad tiene 30 vacas, que proporcionan entre 1.000 y 1.200 litros de leche y que cuaja cada dos días para la obtención del queso de Cabrales. «Es más rentable tener nuestra propia ganadería. Controlar nuestra materia prima lleva mucho trabajo, pero en un ámbito de tanta competencia, es fundamental», afirma esta joven productora.

Elena cuenta con la ayuda de su hermana Ana y, entre las dos, están recuperando también el tradicional Queso de Arangas, un producto de sabor único y exclusivo de estas elaboradoras, que les obliga a subir las piezas en mochilas hasta la cueva en la que las maduran, que se encuentra a 1.200 metros de altura en la Sierra del Cuera. «Es blanco y con pintas azules, menos picón que el queso de Cabrales».

Tradición y juventud se juntan en la Quesería Soberón, ubicada en Arangas entre valles y montañas, en el límite de los concejos de Cabrales y Peñamellera Alta. La joven Elena formó su empresa con varias ayudas: un ‘plan de mejora’ que la ayudó a formar la nave, el ganado y la estructura física de la quesería y, por otro lado, un ‘plan de empleabilidad’, que le sirvió para adquirir la maquinaria necesaria. La de Arangas cuenta: «Siempre creí en la buena salida que tendría este proyecto, además de la rentabilidad. Estoy muy contenta».

El queso más caro del mundo, considerado así por el Guinness World Records, se vende a mayoristas, en tiendas y en mercados tradicionales de la región, pero «también acudimos a algún otro que nos compense, como en Zaragoza o Salamanca», explica Elena Soberón, que cuenta con una cantidad de «venta asegurada», pese a haber en torno a 25 productores de queso de Cabrales.

«Este año las ventas disminuyeron por la falta de mercados y los cierres de los establecimientos, en relación con la problemática de la covid-19, pero estamos intentando recuperarnos», expone Soberón, que en febrero fue galardonada, por primera vez, con el premio a la ‘joven agricultora sostenible’, por su proyecto ‘Recuperando tradiciones contra el despoblamiento’.

Fuente: El Comercio



¿ERES TURÓFILO?
SUSCRÍBETE Y DESCÚBRELO
Únete a las más de mil personas que ya lo son y están encantados con serlo.
Si, quiero saberlo
No quiero saberlo, gracias
close-link
ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 60€ PARA LA PENÍNSULA Y PORTUGALVer Tienda

Si continua utilizando este sitio, está de acuerdo con el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar